iEl gran signficado que exite en regalar una flor

El gran signficado que exite en regalar una flor

Las flores marcan un estado de ánimo en nosotros tanto si regalamos una flor a alguien como si somos los receptores de tan tradicional regalo. Y es que regalar flores es una de las grandes tradiciones que tenemos en la sociedad.

A veces regalamos flores porque es una fecha señalada en el calendario (el día de la madre o San Valentín), otras veces para celebrar algo (un cumpleaños, un aniversario) y otras veces simplemente para demostrarle a alguien que es especial.

Cada flor tiene su propio significado y expresa diferentes mensajes. Las flores incluso tienen su propio lenguaje. Por ejemplo, regalar una rosa puede significar amor o deseo que sientes por una persona. Pero, en realidad, ese significado solo lo tienen las rosas rojas.

Las rosas de otros colores tienen otros significados: La rosa amarilla significa amistad pero también desconfianza, las blancas pueden significar inocencia o miedo y la rosada implica indecisión.

Como puedes comprobar, no es tan fácil regalar flores sabiendo que cada una tiene su propio significado y que dependiendo de las emociones o sentimientos que quieras transmitir tendrás que elegir una flor u otra.

Igualmente también es interesante señalar que dependiendo a quién vayan dirigidas esas flores también estarás dando un significado diferente. No es el mismo amor el que vas a sentir por tu pareja que por tus hijos o por tus padres. Y, sin embargo, a todos ellos puedes regalarles el mismo ramo de flores.

Regalar flores a un hombre

¿Acaso piensas que a los hombres no les gusta recibir flores de regalo? Por supuesto que sí. Lo que ocurre es que él nunca lo reconocerá y menos en presencia de sus amigos.

Regalar una flor a una mujer

El significado de regalar flores a una mujer es mostrarla tu cariño y afecto, incluso tu amor. Si tu mujer o novia está triste o desganada que mejor que regalarla un bonito ramo de flores para que en cuestión de segundos le levante el ánimo y vuelva a ser la persona de siempre.